________________________________________________________________________________________________________
Concordia, Entre Ríos, Rep. Argentina - Contacto: info.akelarre@gmail.com

jueves, 8 de enero de 2009

EL PNV DENUNCIA QUE EL JUICIO ES UN "GRAVE DESATINO" QUE HUMILLA A "UNA BUENA PARTE DE LA SOCIEDAD"

El PNV ha denunciado que el juicio que comenzará mañana en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) supondrá una "humillación" para "una buena parte de la sociedad".
El EBB del PNV, encabezado por su presidente, Iñigo Urkullu, ha comparecido esta mañana en Sabin Etxea para ofrecer su lectura ante el juicio contra el diálogo político que comienza mañana en el TSJPV y en el que el lehendakari Juan José Ibarretxe se sentará en el banquillo de los acusados junto a representantes de la izquierda abertzale y dirigentes del PSE.
Urkullu ha leído una declaración en la que se denuncia que lo que se va a juzgar es "el diálogo político" y que en el banquillo se sentarán, "junto al lehendakari y, con él, fundidos en una sola persona, todo el cuerpo social del PNV". Cargos de la citada formación arroparán durante todos los días que se desarrolle la vista oral a Ibarretxe.
El PNV cree que es un "grave desatino que se siente en el banquillo de los acusados al diálogo político, pues eso y no otra cosa, hicieron todos los imputados", y considera "particularmente grave y significativo" que se juzgue al "máximo representante institucional de un país por mantener reuniones públicas y con un fin legítimo con otros políticos".
En su opinión, "situar en el banquillo de los acusados a un lehendakari-presidente democrático, en cierta medida, imputa a todos el sistema institucional, generando zozobra y frustración, cuando no sentimientos de humillación en buena parte de la sociedad".
En ese sentido, y "sin pretensión de condicionar al tribunal que mañana presidirá la vista", ha pedido que se extremen "al máximo las garantías procesales de todos los imputados" y que la vista no se convierta "en un espectáculo poco edificante susceptible de ser utilizado en contra de las instituciones democráticas y sus legítimos representantes".
La formación jeltzale espera que el juicio tenga "el mínimo coste para la honorabilidad" de los afectados y reitera que no tiene "ninguna duda de que el lehendakari hizo lo que tenía que hacer" al reunirse con representantes de la izquierda abertzale "para la búsqueda de la paz y la normalización política". Recalca que, además de ser "legal", era, "ante todo, su obligación como máximo autoridad de este país".


Fuente: GARA