________________________________________________________________________________________________________
Concordia, Entre Ríos, Rep. Argentina - Contacto: info.akelarre@gmail.com

martes, 23 de diciembre de 2008

LOS FUTBOLISTAS EXIGEN AVANCES REALES HACIA LA OFICIALIDAD

La suspensión del encuentro de la selección vasca de fútbol e Irán ha sido motivo de controversia que, de forma simplista, muchos han reducido a una dicotomía entre Euskadi o Euskal Herria. La víspera del día en que se debía de disputar dicho encuentro, el colectivo de futbolistas hizo público un nuevo comunicado y una cronología en la que se muestra el carácter y modo de proceder de los futbolistas y la Federación Vasca de Futbol en el camino hacia la oficialidad.
Euskal Herriko Futbolariak» ya anunció que haría pública su reflexión a inicios de esta semana. Con la declaración de la Federación Vasca de Fútbol (FVF) del pasado 20 de diciembre en la memoria, en el que se suspendía de forma definitiva el encuentro entre la selección vasca de fútbol e Irán, el colectivo de jugadores emitía un comunicado de nueve puntos en el que se adjuntaba una cronología de reuniones entre futbolistas y federación en el último año y medio, a modo de nota aclaratoria.
La misiva quiso recalcar las rezones de los jugadores, siempre «en el camino hacia la oficialidad». Así las cosas, los profesionales criticaban duramente a la FVF por su proceder ante esta cuestión al «no aceptar ningún otro nombre que no fuera Euskadi, sin ninguna voluntad de dar pasos adelante». Asimismo, criticaron la influencia de la Dirección de Deportes del Gobierno de Lakua, en cuanto que impulsó no sólo el inmovilismo de la nomenclatura, sino en la «decisión de los miembros que participaron en las reuniones entre jugadores y federación».

«Nadie puso pegas»

La nota recordaba que la selección de Euskal Herria se pudo constituir en 2007 «gracias al acuerdo entre jugadores y federación. En aquel momento, nadie puso pegas de ningún tipo, sólo que un año más tarde ha sido la FVF quien, por su cuenta, ha decidido regresar al término Euskadi, rompiendo lo pactado el año pasado con el objetivo de seguir dando pasos adelante».
«Los jugadores siempre hemos mostrado la voluntad para dar pasos en el camino de la oficialidad de una selección de Euskal Herria formada por jugadores de los siete territorios. Pero no basta con la voluntad, a menos que se cumplan los compromisos adquiridos».
Por ello, los futbolistas se mostraban sorprendidos de que, pese a sus insistentes llamados a reunirse ambas partes para hallar una solución, sólo tuviera lugar una reunión a seis días vista del encuentro, sembrando de dudas entre los jugadores la voluntad de las instituciones.
«Que este año no vaya a haber partido de la selección vasca es, sin duda, una mala noticia. No obstante, no hay mal que por bien no venga si toda esta controversia creada ha podido servir para clarificar las voluntades, procederes y el carácter de cada cual, y ha valido para descubrir el verdadero rostro de cada uno».
Así pues, el colectivo de jugadores remarcaba en su comunicado que la dicotomía entre Euskadi o Euskal Herria a la que muchos, de forma simplista, habían querido reducir esta controversia, «es observar la cuestión por encima».
«Donde creemos que hay que ubicar el debate es en la confección de una selección, a la hora de consensuar los pasos que hay que dar en el camino a la oficialidad y, por último, en la voluntad para cumplir los compromisos adquiridos en pos del objetivo marcado».


La reunión del día 17
Asimismo, la nota de los jugadores detallaba la reunión y el cruce de propuestas que jugadores y representantes de la FVF tuvieron en Durango el pasado día 17.
En aquel encuentro bilateral, los futbolistas propusieron una alternativa a Euskal Herria con la nomenclatura de Euskal Selekzioa. «Comprendemos -añade el texto- que este nombre no puede valer de aquí en adelante, pero esta propuesta suponía al menos una muestra de nuestra buena voluntad y disposición. No obstante, nos dimos de bruces con la rotunda negativa de la federación, aun a sabiendas de que tal negativa llevaba en sí la definitiva suspensión del partido del día 23».
También quisieron hacer mención a la contrapropuesta de la Federación, en la que la selección jugaría con la nomenclatura de Euskadi, pero con la inscripción de Euskal Herria en la camiseta. «Comentaron que ya tenían las entradas y los carteles preparados con el nombre de Euskadi, lo cual habla de la actitud de la FVF en esta discusión, y nos propusieron, a fin de cuentas, jugar con las camisetas que empleamos en 2007. Así pues, los futbolistas nos reunimos y no consideramos aceptable esta propuesta. Y es que no lo vimos como una propuesta de consenso, sino de un último intento sacar a la venta las entradas, camisetas y carteles con la nomenclatura Euskadi».
Por último, los futbolistas recordaron que «casi un millar de deportistas de otras disciplinas, diversos agentes sociales, aficionados... han mostrado su apoyo público a las selecciones vascas, lo cual es significativo. Ciertamente, nosotros acogemos con mucha pena ver que la afición se va a quedar sin su partido de la selección vasca, el más bonito y especial que jugamos en todo el año. Nosotros siempre estaremos dispuestos a colaborar con quien esté dispuesto a dar pasos por la oficialidad. Porque la ilusión que crea la selección de Euskal Herria lo merece».
Reacción de Lakua
La reacción de Lakua llegó poco más tarde. La Dirección de Deportes, criticada por los jugadores, dijo que «ha apoyado, apoya y apoyará las decisiones que la FVF adopta en el desarrollo de sus competencias».
El partido no se juega porque «los jugadores no han aceptado la propuesta de la Federación, que es la entidad que representa al fútbol vasco», resumió el ente dirigido por José Ramón Garai.


Fuente: GARA