________________________________________________________________________________________________________
Concordia, Entre Ríos, Rep. Argentina - Contacto: info.akelarre@gmail.com

sábado, 20 de diciembre de 2008

BIZKAIKO BERTSOLARI TXAPELKETA Medio siglo de campeonatos

Balendin Enbeita se llevó la primera txapela hace 50 años. Joxe Alberdi, Asensi Bidaurrazaga, Eusebio Zubiaga, Kastresana, y Polentzi Zarraga fueron sus contrincantes.
Hace medio siglo, en 1958, se disputó el primer campeonato de bertsolaris de Bizkaia. Desde entonces se han celebrado dieciocho, incluido el de este año. Y han sido ocho las personas que se han alzado con la txapela desde Balendin Enbeita hasta Xabi Paya. Este año están tres de ellos en la final, al igual que otros cinco bertsolaris más que también desean convertirse en el nuevo txapeldun.
En pleno franquismo, el primer campeonato de bertsolaris de Bizkaia se celebró en el Arenal bilbaíno el 24 de agosto de 1958, durante las fiestas que celebraba el ayuntamiento franquista de la capital vizcaína. Fue el primer campeonato permitido tras la guerra, organizado por Euskaltzaindia, que logró sortear la censura. Tras ella llegaron el campeonato de Gipuzkoa (1959), y el nacional (1960), denominado "Campeonato Mundial de Bersolaris". Respecto a la final de Bilbao Santi Onaindia escribe que "allí estaban los mejores de Bizkaia, y nos reunimos más de siete mil personas para escucharlos". Balendin Enbeita se llevó la txapela, por delante de Joxe Alberdi, de Iurreta, Asensi Bidaurrazaga, de Getxo, Eusebio Zubiaga, de Barrika, Kastresana, de Loiu, y Polentzi Zarraga, de Berango.
El año siguiente el campeonato se celebró por comarcas: el ganador de cada comarca y el txapeldun del año anterior, tenían cita para la final el 31 de agosto de 1959 en Bilbao. El alcalde ordenó quitar los altavoces. El finalista Joxe Alberdi lo recuerda así: "estaba puesta la fecha y allá fuimos. ¡La gente! Era impresionante. La gente lo deseaba. Y nos quitaron los altavoces. En el Arenal no se podían cantar bertsos sin altavoces. Se armó un follón enorme, algunos querían hacerlo sin altavoz, pero Alfonso Irigoien dijo: "no, no. Se celebrará aquí el domingo que viene y con altavoces". Así, la final se retrasó una semana, y una vez más Balendin Enbeita se llevó la txapela, mientras Jon Azpillaga quedaba segundo.
En 1960an también se celebraron campeonatos comarcales, y una semifinal que se disputó en Ondarroa. La final se trasladó a la plaza de toros de Bilbao el 11 de septiembre. Venció Juan Mugartegi, con Jon Azpillaga en segundo lugar una vez más. En 1961 Azpillaga consiguió al final la txapela de Bizkaia, en la final celebrada en el Coliseo Albia. Deunoro Sardui –padre de Alex Sardui, cantante de Gatibu y presentador del programa Bi Errepidean – fue segundo.
Lopategi, por 25 años
En 1962 la txapela fue para el bertsolari que se convertiría en el principal referente de las nuevas generaciones de bertsolaris de Bizkaia: Jon Lopategi, con Azpillaga en segundo lugar una vez más. En 1963 no hubo campeonato y en el de 1964, la semifinal se celebró el 17 de agosto por la mañana en Gernika (venció Juan Mugartegi)… ¡y esa misma tarde se fueron a Ondarroa a jugar la final!. Jon Lopategi resultó ganador, con Mugartegi como vicecampeón. El siguiente campeonato se jugó dos años más tarde, en 1966. Durango lo acogió, y una vez más Jon Lopategi fue vencedor y Juan Mugartegi segundo.
El campeonato sufrió una larga interrupción entonces, seguramente debido a los tristes acontecimientos del campeonato de Euskal Herria del año siguiente, con la famosa pitada al bertsolari bajonavarro Xalbador. "Desde entonces no se han celebrado más campeonatos, y por un lado es mejor no hacerlos, para andar así, ahora pitos, luego gritos, siempre había algo" recordaba uno del os bertsolaris más importantes, Uztapide.
Así, hasta 1987 no regresó el campeonato de Bizkaia o, mejor dicho, el de Bizkaia y Álava. Participaron 31 bertsolaris y se conformó la estructura principal que se ha mantenido hasta hoy: eliminatorias, semifinales y la final en Bilbao. Aquel año se celebró el 20 de diciembre en el Teatro Arriaga, y se pudieron ver algunos de los representantes de las nuevas generaciones. Junto a Jon y Aritz Lopategi (padre e hijo), estaban, Xabier Amuriza, Ireneo Ajuria, Jon Enbeita, Jose Luis Mugerza "Elgetzu", Juan Mari Areitio "Gaztelu" y Jon Azpillaga. Una vez más, después de más de dos décadas, Jon Lopategi vistió la txapela de vencedor, con Xabier Amuriza en segundo lugar.
1989 se celebró el campeonato nacional que venció el propio Jon Lopategi y el de Bizkaia se organizó en 1990. Desde entonces, se lleva a cabo cada dos años. Algunos de los bertsolaris que habían participado hasta entonces, incluido el propio Lopategi, decidieron no tomar parte aquel año, pero el fruto del trabajo en las escuelas entró con fuerza: Igor Elortza y Unai Iturriaga, aunque sólo contaban con 15 y 16 años respectivamente. Jon Enbeita fue el ganador y el jovencísimo Iturriaga quedó segundo.
En 1992 se repitió en parte el guión, pero entraron caras nuevas en la final del Teatro Arriaga: estuvieron Aritz Lopategi, Jon Enbeita, Unai Iturriaga, Igor Elortza, Juan Mari Areitio, Gregorio Larrañaga "Mañukorta", Juanjo Respaldiza y Kepa Intxausti.
Bertsolaris de escuela
El campeonato de 1994 fue testigo de los cambios provocados por los nuevos tiempos: Unai Iturriaga vistió la txapela de vencedor y Jon Enbeita quedó en segundo lugar, mientras que Iratxe Ibarra, de 20 años, se convertía en la primera mujer que llegaba a la final. Dos años más tarde, Iturriaga y Enbeita fueron una vez más campeón y vicecampeón.
En 1998 se produjo un fenómeno que ya apuntaba en 1996: las bertso-eskolak trajeron un gran número de bertsolaris, se apuntaron 53 y se tuvo que organizar una fase clasificatoria. Jon Enbeita decidió no tomar parte (y curiosamente su hija Oihane Enbeita consiguió clasificarse para la final, con lo que por primera vez hubo dos mujeres). Igor Elortza consiguió su primera txapela de Bizkaia-Álava, y Unai Iturriaga fue segundo.
Este trabajo en las escuelas también dio sus frutos en Álava, con lo que los alaveses comenzaron a organizar su propio campeonato en el año 2000. Así, el campeonato volvía a ser sólo de Bizkaia, y el gran número de participantes obligó a un replanteamiento que se fraguó en una vuelta a los orígenes, con la organización de campeonatos comarcales como fase clasificatoria. Así quedó definida la estructura del campeonato actual.
A las comarcas tradicionales de la década de los 60 se les unió Bilbao, como símbolo del camino realizado por el bertsolarismo en la ciudad y en entornos no tan euskaldunes. Otro de los símbolos fue que los campeones de Bilbao e Ipar Uribe, Arkaitz Estiballes y Fredi Paia, llegaran a la final. La asociación de bertsozales de Bizkaia había apostado por el Palacio Euskalduna, y la apuesta fue un gran éxito, con un lleno total. Igor Elortza vistió otra vez la txapela, con Aritz Lopategi en segundo lugar. Éste decidió no participar en el campeonato de 2002 y el vicecampeón fue Unai Iturriaga, ya que Igor Elortza revalidó su tercera txapela.
El bertso llega hasta los erdaldunes
El campeonato de 2004 trajo una nueva comarca: Enkarterri-Encartaciones, la única que faltaba para que toda Bizkaia estuviera representada, con lo que el campeonato también se organizó en la zona con menos euskaldunes del territorio. Jokin Castaños fue el primer txapeldun de Enkarterri. También en la final entró un nuevo bertsolari que procedía de una zona erdaldun: Xabi Paya. El primer y segundo puestos fueron una vez más para Igor Elortza y Unai Iturriaga.
Tras haber llegado a la final del campeonato nacional de 2005, Elortza e Iturriaga decidieron no participar en el campeonato vizcaíno de 2006. Lo que podría parecer una final descafeinada resultó una gran fiesta con el abanico de posibles ganadores más abierto que nunca. Al final, Xabi Paya se proclamó campeón de Bizkaia de 2006 en el Palacio Euskalduna, por delante del larrabetzuarra Etxahun Lekue. El último bertso de Paya fue para su madre, que no habla euskera, por lo que cantó medio bertso en castellano.
El campeonato de 2008 también ha recorrido la mayor parte de su trazado, mostrando la buena salud y la vitalidad del bertsolarismo en Bizkaia. Los organizadores han llevado la final al BEC de Barakaldo, subiendo la apuesta del Palacio Euskalduna. Estarán ocho bertsolaris de primera, entre ellos tres txapeldunes. Seguro que será una gran final.

Fuente: www.eitb.com