________________________________________________________________________________________________________
Concordia, Entre Ríos, Rep. Argentina - Contacto: info.akelarre@gmail.com

sábado, 20 de diciembre de 2008

EA RECLAMA LA TRANSFERENCIA DE POLÍTICAS DE EMPLEO Y ACUSA A PSE DE "BOICOTEAR" EL ESTATUTO

El presidente de Eusko Alkartasua, Unai Ziarreta, destacó hoy la necesidad de "un sector público potente" en la actual situación económica y reclamó que Euskadi pueda gestionar tanto las políticas activas de empleo como las pasivas. En este sentido, acusó al Partido Socialista de "boicotear" el Estatuto de Gernika, del mismo modo que hizo con el fallido proceso de fusión de cajas vascas "hasta hacerlo encallar" por su "desorbitado afán electoralista".
En la apertura de unas jornadas celebradas en Bilbao para analizar la puesta en marcha de políticas que permitan afrontar la actual situación económica, reiteró el compromiso de EA con "la Euskadi real" y los problemas cotidianos de sus ciudadanos. Por ello, apuntó como su "primer reto" hacer frente a la crisis económica y a "sus efectos".
El dirigente de Eusko Alkatasuna, que advirtió de "la gravedad" de la situación, insistió en que únicamente analizando "con rigor" el actual escenario será posible "actuar y acertar con la receta, el diagnóstico y la solución".
En este contexto, subrayó que la crisis ha puesto de manifiesto "la validez" de los principios de la socialdemocracia, porque ha evidenciado que "dejar actuar al mercado por sí mismo" es "algo que no funciona".
De este modo, consideró que las instituciones tienen "un papel primordial que jugar en este campo" ya que es necesario "un sector público potente que sea capaz de corregir las diferencias en las asignaciones de los recursos, que amortigüe los ciclos económicos, que contribuya a lograr el objetivo irrenunciable del pleno empleo, y ponga una redistribución adecuada y justa de la riqueza".
"Los gobiernos deben intervenir para corregir los efectos perversos del libre mercado y garantizar el bienestar generalizado de la ciudadanía", agregó Ziarreta, para el que "los valores de la socialdemocracia van a permitir afrontar las consecuencias de la crisis de la mejor manera posible".
Tras recordar que las perspectivas para 2009 "no son demasiado halagüeñas" ya que se prevé un incremento del desempleo hasta "niveles del 8 por ciento" y se producen "a diario noticias sobre Expedientes de Regulación de Empleo (ERE)", abogó por estar "especialmente atentos y vigilantes" para que las empresas no "aprovechen" para intentar "justificar recortes de personal que nada tienen que ver con la crisis".
En este sentido, subrayó que es preciso actuar "con lupa" y aplicar "un rigor" que suponga no autorizar los EREs de compañías que hayan presentado beneficios en sus cuentas de resultados e intentar que exista acuerdo con los representantes de los trabajadores.

FORMACIÓN PROFESIONAL
Asimismo, apostó por "aprovechar" estos expedientes para "intensificar la formación profesional" y lograr, de esta manera, que los trabajadores "salgan fortalecidos". Para ello, señaló, la administración "tiene instrumentos" para organizar cursos de formación e incentivar la participación mediante dietas.
A su entender, en el actual momento económico, la inversión público debe "jugar un papel fundamental", pero también "el gasto social".
Ziarreta destacó que "la mejor manera de acertar" con la política de empleo es que sea la sociedad vasca "la que gestione y decida las políticas de empleo" y, por ello, denunció el "incumplimiento flagrante" del Estatuto de autonomía.Según indicó, "el señor Rodríguez Zapatero no sólo no nos transfiere las política activas de empleo, las que se refieren a la formación y a la promoción de empleo, sino que también se niega a transferirnos las políticas pasivas, relativas a las cuotas de desempleo y al pago de las prestaciones", que consideró "pieza esencial".

"CARA"
En esta línea, censuró que "hay que tener cara" para asegurar desde las filas socialistas, como hizo el líder del PSE Patxi López el pasado jueves, que "no es de recibo que Euskadi siga siendo la única comunidad autónoma que no ha asumido las políticas activas de empleo" y que esto provoca "una falta de eficacia". Ziarreta replicó al secretario general de los socialistas vascos que "tampoco es de recibo que no tengamos transferidas las políticas pasivas de empleo".En este sentido, insistió que "son ellos los que sistemáticamente han boicoteado y siguen boicoteando lo que dice al respecto el Estatuto de Autonomía".
Por ello, opinó que "poco o nada podemos esperar de los socialistas".Tras recordar que el denominado 'Plan Guevara' del PSE recogía que "corresponde al País Vasco la ejecución de una política integral de empleo, gestionando tanto las políticas activas como las pasivas", cuestionó "hasta dónde llega la credibilidad" de Patxi López, al que acusó de "ayer decir una cosa, hoy decir la contraria y mañana puede decir otra completamente distinta".
Del mismo modo, denunció que los socialistas vascos "han boicoteado" el proceso de fusión de las cajas vascas "hasta hacerlo encallar definitivamente", a pesar de que "al día siguiente" se mostraron como "los máximos defensores" de la unión de las cajas "después de las elecciones autonómicas".
En su opinión, con su "irresponsabilidad" y "desorbitado afán electoralista", los socialistas "han echado abajo una iniciativa que seguramente habría ayudado a colocarnos en una disposición mejor" para hacer frente a los efectos de la crisis.

INNOVACIÓN POLÍTICA
Finalmente, señaló que, del mismo modo que la innovación "es una pieza clave" para afrontar "los retos que tenemos por delante" en el ámbito de la economía, también es "urgente" aplicar "una innovación en lo político y en la forma de hacer país".
Según indicó, "necesitamos un país cohesionado socialmente, pero también necesitamos un país cohesionado en la organización del sector público. Un país con una dirección política común desde el Gobierno vasco y el Parlamento vasco, clara y precisa, con instrumentos financieros y fiscales que también sean comunes y también tengan una línea clara".
Por el contrario, agregó, "no necesitamos en modo alguno un país desestructurado, dividido, con intereses territoriales que se contraponen, con instrumentos e infraestructuras que se han venido duplicando sin necesidad, y políticas que fomentan más la división interna que la unidad".
Por ello, insistió en que "en Euskadi tenemos que apostar por la I+D+i, pero también hace falta y mucho otra clase de innovación, la de las formas de hacer política y de hacer país".

Fuente: www.euskoalkartasuna.org