________________________________________________________________________________________________________
Concordia, Entre Ríos, Rep. Argentina - Contacto: info.akelarre@gmail.com

miércoles, 11 de febrero de 2009

EA PROPONE UNA LEY DE SOBERANÍA PORQUE EUSKADI "TIENE QUE GOBERNARSE COMO NACIÓN, NO COMO MERA COMUNIDAD AUTÓNOMA"

EA concurre a las elecciones autonómicas del 1 de marzo con la propuesta de una Ley de soberanía vasca como uno de los principales ejes de su programa, al considerar que Euskadi "no se puede gobernar como una mera comunidad autónoma, sino que hay que gobernarla como una nación". Esta formación plantea la necesidad de crear instrumentos de colaboración con Navarra e Iparralde y de garantizar el derecho de los vascos a "ser independientes den tro de Europa".
La propuesta fue dada a conocer hoy por el secretario de Política Institucional de EA y cabeza de lista por Álava, Rafa Larreina, durante la presentación en Vitoria del programa electoral de este partido, en la que participó junto presidente de la formación y candidato a lehendakari, Unai Ziarreta, y el cabeza de lista por Gipuzkoa, Jesús Mari Larrazábal.
Larreina, que fue el tercero en intervenir en la presentación, subrayó que "la clave" del programa de Eusko Alkartasuna radica en la necesidad de configurar "un nuevo pacto político que nos dote de un nuevo marco jurídico-político", algo que se llevaría a cabo a través de "una Ley de soberanía vasca que dé respuesta a las necesidades institucionales de nuestro país".

NAVARRA e IPARRALDE
"Nuestro país no se puede gobernar como una mera comunidad autónoma, hay que gobernarlo como una nación", proclamó. A su juicio, eso significa que "hacen falta instrumentos de autogobierno" como la citada ley. A través de ella se plantearía dos elementos principales, como "el reconocimiento de Euskal Herria como nación y el reconocimiento de los derechos de todos los ciudadanos de esta nación para decidir su propio futuro en libertad, para decidir cómo quieren formar parte de Europa y poder decidir ser independientes dentro de esa Europa".
El segundo aspecto en el que incidiría la ley consiste en la constitución de "una dieta" entre la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra, así como la creación de un órgano de cooperación entre ambos territorios e Iparralde, con el fin de "avanzar en el ámbito de la territorialidad".
Según Larreina, todas estas iniciativas, además de dar respuesta a "necesidades básicas", también permitirán buscar soluciones a "los problemas diarios de ciudadanos".
Por su parte, Ziarreta explicó que las propuestas de su partido giran en torno a los ejes de "la paz y la normalización política", y la lucha contra la crisis económica. A su juicio, el fin del terrorismo y la "normalización política" estará "mucho más cerca" con una Eusko Alkartasuna "fuerte", tras lo que proclamó que "la paz vendrá en clave soberanista".
Asimismo, en referencia a las alusiones del presidente del PNV, Iñigo Urkullu, a un eventual entendimiento postelectoral entre PSE, PP y UPD, denunció que "la entente PSE, PP y UPD de la que habla Urkullu es una entente falsa".
En esta línea, aseguró que, "aunque parece que el PNV lo pretende, no estamos en 2001", cuando se barajó la posibilidad de que la unión entre el PP y el PSE derrotara a las formaciones nacionalistas en las elecciones.
Ziarreta consideró que con este discurso, la formación 'jeltzale' "pretende volver a la época de Ardanza" y a "los acuerdos con el PSE". No obstante, alertó de que estas "fórmulas del pasado" no pueden dar respuesta a "los problemas del futuro".
"La clave para avanzar en el soberanismo y para lograr el verdadero cambio es que haya una Eusko Alkartasuna fuerte. Votar a EA es una garantía de que Patxi López no será lehendakari", manifestó.
Respecto a la previsible ausencia de la denominada izquierda abertzale en los comicios, subrayó que esta situación "beneficia a los partidos mayoritarios como el PNV y el PSE". En referencia a la anulación de las listas de D3M y Askatasuna por el Tribunal Supremo consideró que responde a "una estrategia de Zapatero para sacudirse la presión del PP y distorsionar" la configuración del Parlamento vasco.

CRISIS
En cuanto a la lucha contra la crisis económica, fue el cabeza de lista por Araba, Rafa Larreina, quien destacó las principales propuestas de su partido en este campo. Entre ellas, propuso otorgar incentivos a las empresas "que renuncien a repartir beneficios" con el fin de reforzar los esfuerzos por mantener el empleo.
En materia fiscal, descartó una reducción de impuestos. En su lugar, propuso impulsar un sistema fiscal "progresivo y justo" que permita "reforzar el Estado del Bienestar".
Larreina explicó que "no se pueden mantener los servicios de los países del norte de Europa con los impuestos del norte de África".
Por su parte, Larrazábal destacó la necesidad de mejorar el Servicio Vasco de Salud, para lo que propuso destinar el siete por ciento del Producto Interior Bruto al presupuesto de sanidad.

Fuente: Eusko Alkartasuna