________________________________________________________________________________________________________
Concordia, Entre Ríos, Rep. Argentina - Contacto: info.akelarre@gmail.com

viernes, 10 de abril de 2009

ABERRI EGUNA: FIESTA DE LA EUSKAL HERRIA ABERTZALE por Mariano Silva-Torrea



Durante estas Pascuas de Resurrección, los vascos y sus descendientes, celebramos el “ABERRI EGUNA” (literalmente “DIA DE LA PATRIA” en Euskera). Pero por qué eligieron los vascos este día en especial para conmemorar su festividad abertzale (Patriota).
Los orígenes del Aberri Eguna pueden rastrearse al año 1931, cuando los miembros del Partido Nacionalista Vasco (PNV) buscan instaurar un día dedicado al patriotismo euskaldun, tal como lo hicieran anteriormente los catalanes, que desde 1886 celebran la “Diada” recordando la conquista de Barcelona por parte de Felipe V ocurrida el 11 de Septiembre de 1714, y los Gallegos que desde 1919 celebran “El Día de la Patria Galega” el 25 de Julio en conmemoración del día de Santiago Apostol.
Es así que al año siguiente, y coincidiendo con el 50 Aniversario de la fundación del PNV por parte de Sabino Arana y Goiri, se celebra el primer Aberri Eguna el día de Pascuas de Resurrección del año 1932. La elección de esta jornada varía según los historiadores, para algunos se hizo conmemorando la llamada “Pascua Sangrienta de Dublin” ocurrida en 1916 cuando los Irlandeses, quienes comparten problemas similares a los Nacionalistas Vascos, se sublevaron contra los británicos, aunque esto ocurrió realmente el lunes de Pascua y no el Domingo de Resurrección; para otros se eligió este día simplemente para darle a esta fiesta, originalmente político partidaria, un toque religioso acorde al carácter confesional de Partido fundado por Sabino Arana. Pero sea cual sea el motivo de elección, ese día de 1932, los vascos y vascas de Euskal Herria se concentraron por miles en las ciudades, ataviados con sus ropas de trabajo, demostrando al mundo que los vascos son una Nación que quiere ser reconocida como tal
El Aberri Eguna puede haberse originado como una celebración política, pero el paso del tiempo, la prohibición de los actos nacionalistas por parte del franquismo en España y la Vocación de Libertad de los vascos y sus descendientes la transformaron en un verdadero símbolo de este pueblo viejo como el mundo pero eternamente joven.